CÁTAROS y por qué la INQUISICIÓN los ERRADICÓ

ORIGEN DE LOS CATAROS
Su origen se pierde en el tiempo, con unas doctrinas consideradas heréticas.
Fue un movimiento religioso gestado duran muchos siglos atrás, antes de que apareciera por Europa, nacido de las antiguas creencias paganas orientales, cuya principal doctrina contenía dos principios fundamentales y contrapuestos, el Bien y el Mal, que representaban respectivamente, la parte espiritual del hombre, contra el mal, representado por el diablo en todo lo material, que se consideraba impuro.
Ya en plena Edad Media, se fue diversificando en distintas modalidades, que ya se tachaban de heréticas desde el principio del cristianismo, afincándose en distintos países europeos, pero con mayor fuerza en el sur de Francia, chocando vivamente con intereses tanto políticos, como religiosos, siendo perseguidos los cátaros, hasta casi su total aniquilación, siendo la Inquisición,
propulsora de las cruzadas que contra ellos se organizaron.

LA RELIGION DE LOS CATAROS
Los cátaros consideraban a la Iglesia de Roma, desorientada y perdida en su primitiva esencia, con que los primeros cristianos vivían su Fe, con sencillez, pobreza y humanismo, que según los cátaros, había perdido en gran manera, convirtiéndose en una religión, prepotente, intransigente, cuyos fieles vivían en continuo temor al castigo divino por cualquier falta o desvío de sus actos, que pudiera reportarles la condenación de sus almas, estaban los cristianos obligados bajo pena de excomunión, obediencia ciega hacia los dogmas que la Iglesia, consideraba inamovibles.
En un principio fue difícil la investigación de los cátaros, debido a la persecución sufrida, que los diezmó físicamente, destruyendo además en gran manera todo documento que pudiera dar alguna luz realista sobre esta herejía.
Aun así se han descubierto libros cátaros, “El libro de los dos principios “como “El Ritual Occitano” “El Ritual latino”. Pero el principal de todos ellos es el dicho anteriormente “El libro de los dos principios”, a parte de esto la bibliografía sobre el tema hasta ahora es muy escasa, debido en parte a la destrucción sistemática de todos sus escritos y libros, por parte de los cruzados.
Gracias al descubrimiento de “El libro” por el dominico Dondaine en Florencia, publicado por primera vez en 1939, se pueden extraer conocimientos cátaros de una forma fehaciente, lo mismo se puede decir del “Anónimo” por el mismo investigador, cuyos manuscritos se encuentran en la Biblioteca Nacional de París, publicados por Cristina Thouzellier en 1961.
El catarismo era una religión monoteísta, que no obstante, creía en los dos principios fundamentales el bien y el mal, el primero correspondía a la parte espiritual de la persona, y el segundo constituía la parte física que el diablo intentaba dominar, esta dualidad estaba siempre en constante lucha, hasta que la muerte con la destrucción del cuerpo, se liberaba del demonio definitivamente, por ello los fieles nunca la temían, aun bajo los mas terribles sufrimientos.
Era una de las pocas doctrinas en donde existía la “Endura” por la cual, en muy contadas y extraordinarios motivos, era permitido el suicidio, por medio de la privación total de comer y beber. Pero sobre todo la endura se practicaba, cuando intuían que su fin por enfermedad estaba próximo, abandonándose en su camastro con total pasividad, sin moverse, sin comer y dejando que la fiebre o la enfermedad siguiera su curso, teniendo además en cuenta que la longevidad media en aquella época era de unos treinta años, así como la casi inexistencia de una medicina tal y como ahora la conocemos, solamente remedios caseros, y la convicción de que Dios era quien decidía cuando una persona debía morir, más aun por cuanto el cristianismo era totalmente reacio a las investigaciones científicas de cualquier tipo.
La iniciación de todo aquel que ingresaba voluntariamente en formar parte de los cátaros duraba tres o cuatro años. Debían aprenderse de memoria el Evangelio de San Juan, ayunar tres veces por semana, someterse a las tres cuaresmas, Navidad, Pascua y Pentecostés.
No debían mentir nunca, marchaban siempre por parejas, dejarse la barba, que posteriormente suprimieron, por causa de las persecuciones, vestían de negro, cubriéndose la cabeza con la capucha del manto, dos cosas estas que también suprimieron, por razón de seguridad, debían llevar siempre una bolsa, donde guardaban, el Evangelio de San Juan, una marmita, para evitar si alguien les prestaba un recipiente para comer, que pudiera contener restos de grasa, ya que la tenían prohibida.
Debían respetar a los demás, como fin para salvarse a si mismos, los sueños eran interpretados como la manifestación de su alma. Consideraban la Biblia, como un libro atroz y monstruoso, por los relatos que contenían, crueles y llenos de sangrientas guerras, que no respetaban a sus semejantes. El signo de la cruz era igualmente rechazado, por considerarlo una muerte ignominiosa, por lo tanto, no admitían la Eucaristía.
Vivían pobremente al estilo de los primeros cristianos, ayudando a todo aquel que lo necesitase, se sustentaba por su trabajo manual, que debía cada uno escoger de su preferencia, y realizarlo con total perfección. Los únicos templos que se permitían era el mismo cuerpo, que debían purificarlo constantemente con ayunos, y mortificaciones, en donde residía el espíritu de Cristo. Creían en la transmigración del alma de unos cuerpos a otros, al igual que la metempsicosis de los hindúes.
Aun así la extrema dureza de sus vidas, que eran seguidas a rajatabla por los “Perfectos”, sin embargo los fieles y sus seguidores, no estaban obligados a tales comportamientos, existiendo gran tolerancia en el cumplimiento de sus deberes mas esenciales.
En la edad Media, la mujer era considerada como un simple objeto de reproducción humana, sin ninguna clase de derecho, pudiendo incluso el marido matarla en caso de adulterio. Los cátaros consideraban que la mujer debía emanciparse, y aun considerando el amor carnal como un pecado, no era así al tratarse de una mujer creyente. El bautizo era imprescindible, para salvar el alma que debía ser pura, no admitían la idea cristiana del juicio final ni del infierno eterno.
Eran llamados “Buenos hombres”, existiendo jerarquías para la administración del territorio, estos eran los obispos acompañados de un Hijo mayor, como sucesor y un Hijo menor como sucesor del mayor. Cada obispo al ser bautizado recibían el “consolamiento” comprometiéndose a no caer nunca en pecado, los mismos obispos impartían dicho “consolamiento” a los moribundos, para que así pudieran transmigrar a otro cuerpo mas apropiado, para ofrecerle la oportunidad de su salvación, caso de no ir al cielo directamente.
Otro miembro jerárquico era el de los “Perfectos” que obtenían tal nombramiento de su obispo por medio del consolamiento, debiendo observar el cumplimiento de la <strongde todos sus fieles, las mujeres también podían ser perfectas, pero debían proceder de la nobleza, al contrario de los hombres que podían ser nombrados, a partir de cualquier clase social
Eran algo mas optimistas que el resto de las religiones, que vivían siempre bajo el temor del castigo eterno, los cátaros eran mas positivos, ofreciendo para el alma de sus creyentes un mejor destino que al morir se convertían en “Espíritu de la Luz”.
Se reprochaba a los cátarose cuando el fallecimiento era irremediable, dejaban tranquilo al enfermo, para que su tránsito fuera sosegado y apacible, rechazaban de plano las prácticas de los cristianos, que hasta el último momento, sangraban y sometían gran sufrimiento a sus enfermos. Para los cátaros la muerte solo era una puerta que debían cruzar, reconfortados consigo mismos, resultado de ello el paso hacia una mejor vida, con la posibilidad de purificarse, sin el lastre que resultaba la posesión del cuerpo.

LEYENDAS DEL TESORO DE LOS CATAROS
Es sin duda el pretendido tesoro de los cátaros, lo que ha inducido a muchos cazadores de fortunas, su búsqueda con ahínco. En realidad poco se sabe sobre el tesoro de los cátaros, todo son conjeturas, historias unas mas creíbles que otras, pero si en realidad existió tal tesoro, los cátaros supieron guardarlo, escondido en mil sitios sugestivos, o por el contrario no existió realmente, de todas formas el secreto de su existencia o leyenda, se fue a la tumba con los mismos cátaros.
Se ha especulado mucho, sobre todo con el Santo Grial, que supuestamente los cátaros custodiaban, otra de las leyendas que han subsistido desde el principio del cristianismo hasta nuestros días.
El Santo Grial, llamado “Cabeza Hablante” por los Templarios o “Baphonet” por los mismos cátaros, parece ser que según muchos autores, se guardaba en el castillo de Montsègur último bastión que fue asolado por los cruzados en la persecución de los cátaros.
La leyenda dice que, el ángel Lucifer lucía sobre su cabeza una corona en cuyo centro tenía incrustada una gran esmeralda, que a la su caída de este, se convirtió en el Príncipe de las Tinieblas, con lo que esta esmeralda se transformó en el Grial, poseyéndola los cátaros, y que por causa de las persecuciones, escondieron en el castillo de Montsègur.
Un ejército del mismo Lucifer, se dirigía a las murallas del castillo cátaro de Montsègur, con el fin de recuperar el Santo Grial, y con ello la esmeralda que el Príncipe de los diablos (Lucifer) volvería a colocársela en su corona. No obstante apareció sobre el castillo cátaro de Montsègur una paloma blanca, recogiendo el Grial, transportándolo al monte Tábor, depositándolo allí, siendo custodiado por Esclaramunda.
Otra de las versiones, cuenta el investigador y arqueólogo alemán Otto Rahn, que se trasladó en el año 1931 al castillo cátaro de Montsègur, en busca del tesoro de los cátaros y naturalmente el Grial, no encontrando ni uno ni otro, dice Rahn, que existían diversos túneles por donde probablemente los cátaros huyeron con su tesoro.
Siguiendo una leyenda de las muchas que se prodigaron, que por la escarpada garganta Lasset junto al castillo cátaro de Montsègur, cuatro Buenos Hombres, de los que se conocen el nombre de tres de ellos, Amiel Alicart, Hugo y Poitevin, trasladaron el tesoro de los cátarosar desconocido.
Fueron muchas expediciones en busca del tesoro de los cátaros y el Santo Grial, entre ellas los hombres de las SS alemanas, por el sentido esotérico que el Grial representaba para ellos, y todos los buscadores e investigadores, del supuesto tesoro de los <strong<cátaros.
Como última reflexión desde esta página, son invitados a los visitantes de las tierras de los cátaros, buscar en la Torre Merkens del castillo alemán de Wewelsburg, (catedral que fue del esoterismo nazi) junto a la ciudad de Büren en Renania, distrito de Paderbom, por si tuvieran la suerte de encontrar, bien el tesoro de los cátaros o el famoso Santo Grial de la última cena de Jesucristo.

LA PERSECUCION DE LOS CATAROS

Los cátaros como tantos otras herejías fueron perseguidos, pero con mas ahinco por el gran peligro que suponía hacia sus perseguidores.

Las herejías, antiguas si bien no representaban un serio peligro para la Iglesia, y por tanto los cátaros iban adquiriendo adeptos a su doctrina, el mundo medieval, seguía su curso, eso no significa que no hubieran ya persecuciones en tiempos de Carlomagno, no obstante los cátaros vivían en el aspecto social, con gran libertad de movimientos, puesto que otras herejías preocupaban mas, de momento, pero con el crecimiento de adeptos a los cátaros, ya el Papa Lucio II, junto con el Emperador Barba Roja, por el año 1184 empezaron a preocuparse, pronunciándose contra las nuevas religiones como la cátara, hasta que el Papa Inocencio III, fundó la Inquisición como arma religiosa, iniciándose la persecución de los cátaros de forma mas activa, adhiriéndose a estas persecuciones el rey de Francia Felipe Augusto.
A partir de ese mismo año de 1184, se impone ya la pena del fuego, sufriéndola no pocos cátaros o seguidores suyos, a ello se impone la confiscación de bienes, hacia los cátaros como una forma mas de represión.
Tiene lugar a partir de esos momentos, la creación de un ejército cruzado, que el rey Felipe Augusto, organizó para atajar el gran desarrollo de los <strong<cátaros, los cuales tenían importantes adeptos y simpatizantes entre la nobleza Occitana, y en especial en el Lenguadoc, donde la pobreza y como seguidores de Jesucristo a la manera de los primeros tiempos del cristianismo, eran admirados los cátaros como ejemplo de pureza en sus costumbres y humanismo, contrariamente a la degradación de que hacían gala los cristianos de Roma.
Los cátaros se fueron progresivamente perseguidos y diezmados por todo el Languedoc, con importantes plazas cátaras, como Tolosa (Toulouse), Menerva, Carcasona, la degolla de Beziers, Narbona, Pieusse, Quéribus, Limos.
Siendo el su principal artífice el legado papal Simón de Montfort, personaje militar eficiente y encargado de la cruzada contra los cátaros, hombre cruel, sádico, impasible ante el dolor ajeno, y sin piedad hacia los vencidos, teniendo como oponentes entre los cátaros, a Raymond VI, hasta el mismo Pedro el Católico de Aragón, que sin ser cátaro, defendió sus causa, hasta enfrentarse a Simón de Montfort en la batalla de Muret en mayo de 1243, perdiendo esta, y muriendo el Rey de Aragón en el combate. Perdiéndose la región tolosana, tanto para el movimiento cátaro, como la oportunidad de dominación catalana en el sur de Francia.
Simón de Montfort, daría el último empujón hacia la destrucción de los cátaros, en el asalto al castillo de Montségur, venciendo a los cátaros, tras un año de asedio, y condenando a la hoguera, en el “Prado de los Quemados” a más de doscientos de estos cátaros y simpatizantes.
A partir de entonces, y una vez muerto Simón de Montfort, en el asalto del castillo de Tolosa, los cátaros siguieron siendo perseguidos y diezmados, pero la desbandada fue general, huyendo a Italia, centro de Europa y la misma España, dándose por concluida la cruzada contra los cátaros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s